Poema colectivo

El pan está rico,

delicioso, tengo hambre,

la poesía se ha ido

al puesto de perros

y yo aquí, sentada,

garabateando letras.

Letras que imploran pan

el jamón amado

jamón pecaminoso

que promete desatar la locura

volvernos menos humanos

saciar nuestra hambre.

Hambre, mucha hambre me rodea

pero yo veo el pan, paso el pan

pero no como pan.

Sigue el hambre, siguen pasando

y yo seguiré sin comer.

El pan nuestro está duro

pero sabe bien mojado

con agua

imaginemos el pan

y el vino sin promesas.

Estoy sufriendo y no es

por el hambre

ni por el pan con el agua

es sólo que mis neuronas están bloqueadas

y mi forma de expresión se encuentra

en una paleta de colores.

Pero puedo dar el color de letra

no me resigno,

entre el hambre

mi cuerpo delgado

y mis ganas de escribir nada.

Sigo con hambre,

nada qué escribir

hambre de tiempo

de alguien que se parece a mí.

 

 

 

Jenifeer Gugliotta

Mariana Chirino

Marina Lugo

Néstor Rangel

Oswaldo Ruíz

Ennio Tucci

(En nuestra reunión del viernes 10/10/08 se nos ocurrió jugar un poco con la escritura)

Instagram: @edicionesmadriguera