Salmos


Llamadas.
Puedes recibir la llamada que has estado esperando.
La llamada que te diga que tu número fue premiado.
Contestaste la pregunta del radio. Ganaste
la muestra de crema, la licuadora, ganaste
el viaje a Hawai.
Pero a pesar de la licuadora ABSOLUTAMENTE GARANTIZADA
y LA FANTASTICA CREMA QUE VUELVE LA PIEL ATERCIOPELADA
te suicidas con barbitúricos.
O a pesar de haber ganado
a pesar del radar
subes a un Comet 4C con destino
a Los Ángeles Calif., con destino a Honolulu
que después el RB-47 de reconocimiento ya no encuentra.
O te quedas esperando una llamada que no llega
esperando la llegada del amor con un nuevo maquillaje
y te llamaron hace tiempo
y fue aquel NÚMERO EQUIVOCADO.
O te están llamando por teléfono
y llamando y llamando
y ese sí es tu número pero tú no estás
tú has salido de casa
y es la policía para avisar
que tu cuerpo fue identificado en la estación de policía.
Ernesto Cardenal

Instagram: @edicionesmadriguera